Inicio Investigación Trastorno del Espectro de Autismo Diagnóstico del TEA por EyeTracking

Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Diagnóstico del TEA por EyeTracking

El seguimiento de los ojos permite a los investigadores medir cómo el observador distribuye su mirada y nos puede servir para hacer frente a una amplia gama de cuestiones científicas especialmente, revelando características importantes del complejo panorama del autismo.

Una manera eficaz de estudiar el rendimiento de la mirada, es utilizar la tecnología de seguimiento ocular eye-tracking. Esta técnica no-invasiva nos amplía la comprensión de cómo los bebés y los niños usan sus ojos en varios contextos,  lo cual, es importante para entender sus oportunidades de aprendizaje y desarrollo (Gliga et al., 2012; Klin, Jones, Schultz, & Volkmar, 2003; Tek, Jaffery, Fein, & Naigles, 2008). La intervención precoz en los trastornos del espectro de autismo (TEA), puede mejorar los resultados a largo plazo para las personas con TEA (Dawson, 2008).

El diagnóstico precoz es, obviamente, un requisito previo para realizar una intervención temprana, lo que ha llevado a la creciente investigación del desarrollo infantil y la detección de los TEA en lactancia y la primera infancia. Partiendo de la necesidad de una intervención temprana en niños menores de 2 años, nos centraremos en comprobar y validar el uso de la técnica de eye-traking como una herramienta prometedora para el diagnóstico de TEA.